Si la Anses confirma que el próximo índice de movilidad será de 5,66% en junio, los jubilados y pensionados perderán más de 1% de poder adquisitivo frente a la inflación trimestral que informó este jueves el INDEC.


 



Un análisis de la abogada previsional Andrea Falcone, del estudio Arce-Falcone, recordó que la suba del costo de vida de enero, febrero y marzo de 2018 sumó 6,7%, mientras que el incremento con la nueva fórmula jubilatoria, que tiene en cuenta el 70% de la evolución trimestral de los precios y el 30% de la variación del índice salarial Ripte, rondaría 5,66%.

"Si el aumento es de 5,66% para jubilaciones y pensiones y la inflación ya está visto que en el primer trimestre fue de 6,7%, la realidad es que perdieron más de 1%", aseguró Falcone en diálogo con ámbito.com.

"Cuando se hizo el empalme de la ley perdieron más de 8% y los funcionarios les dijeron: 'Tengan paciencia porque va a ser la primera vez que los jubilados le van a ganar a la inflación'", recordó la especialista. "Pero ahora vemos que la inflación se les fue de la manos. Estimaron que les iba a dar un 4% y la estimación del incremento jubilatorio para junio, que ya está hecho, y que extraoficialmente está confirmado por Anses, va a ser de 5,66%", aseguró la letrada de jubilarnos.com.



La movilidad alcanza a siete millones de jubilados y pensionados, 1,5 millón de Pensiones No Contributivas y por Adulto Mayor, cuatro millones de AUH y más de 5 millones de asignaciones familiares.

Al 5,66% se llega con los datos de enero, febrero y marzo pasados. El 5,71% anterior se determinó por los números del IPC y el Ripte de octubre, noviembre y diciembre del año pasado. En ese último trimestre de 2017 la inflación acumuló 6,1% y el índice de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) fue del 4,63%.

Con la fórmula anterior, los jubilados habrían recibido en marzo una suba de 14,5%, lo que implica una diferencia de hasta 8,8% con el 5,71% que finalmente recibieron, sin contar el plus que Elisa Carrió le reclamó a Mauricio Macri para el 72% de los beneficiarios. Ese bono se pagó para que no haya un "retroceso real" en el poder de compra de los jubilados. El valor del bono equivalió a 3% para los que perciben unos $ 25.000 por mes o hasta 4,8% para los que en febrero recibían la mínima de $ 7.246.

Sin embargo, por ahora no está previsto que el Gobierno lance otro bono compensatorio por el 1,04% que perderán si se confirma el índice de 5,66% en junio.

Con esa movilidad, la AUH trepará a $ 1.578, la AUH por discapacidad a $ 5.146 y las PUAM a $ 6.475. El haber mínimo para los que entraron o no a una moratoria pasará a $ 8.094 en ambos casos y el sueldo máximo a $ 59.298. Pero como la nueva normativa establece que la jubilación mínima debe ser el 82% del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que en julio subirá a $ 10.000, el haber más bajo garantizado llegará a mitad de año a $ 8.200. Este sería el número utilizado por el oficialismo para reiterar que con la nueva ley los jubilados no pierden versus la inflación.