La jueza Federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, envió hoy a la Cámara de Diputados de la Nación el pedido de desafuero de la diputada de Cambiemos, Aída Ayala, para proceder con su detención en una causa por presunto lavado agravado de activos, asociación ilícita y otros delitos de corrupción en Chaco.


 
 
 

 

En declaraciones a la prensa chaqueña, la jueza Federal dijo esta mañana: “Dispuse ordenar el oficio para pedir el desafuero de la diputada Ayala”.

 

Por su parte, la diputada chaqueña afirmó esta tarde que será la Cámara de Diputados el ámbito donde “primeramente” realizará “todas las acciones que sean necesarias para avanzar en la búsqueda de la verdad”, lo que significa que comenzará a defenderse con una estrategia política en caso de que el desafuero se trate en el recinto.

 

“En razón de las novedades del proceso judicial, respetando esa decisión judicial y con el afán de no realizar ningún acto que se entienda como entorpecimiento a la actividad investigativa, entiendo que no corresponde realizar ningún tipo de presentación en la sede judicial de Resistencia, ya que el Congreso de la Nación deberá ser quien resuelva la cuestión, es en ese ámbito donde primeramente realizaré todas las acciones que sean necesarias para avanzar en la búsqueda de la verdad", apuntó.

 

En ese sentido, Ayala dejó en claro que seguirá en Buenos Aires y que buscará el apoyo de sus pares para ejercer, primero, su defensa en la Cámara baja.

 

De hecho, en comunicado que emitió esta tarde sostiene que siente apoyada por sus pares y que eso la fortalece. “Me fortalecen las muestras de aliento de mis pares en la Cámara de diputados de la Nación, como también de dirigentes nacionales de Cambiemos, y sobre todo el aliento y apoyo a través de llamados y mensajes en las redes sociales de parte de mis comprovincianos, quienes además en las últimas elecciones me acompañaron masivamente para lograr el triunfo de este espacio político que encabeza el presidente Mauricio Macri”, dice el texto de Ayala.

 

Ayala está acusada de los delitos federales de “lavado de activos agravado por su habitualidad y por ser miembro de una banda y funcionario público en calidad de coautor, asociación ilícita, enriquecimiento ilícito, fraude en perjuicio de la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

 

Los delitos son de cuando ella era intendenta de Resistencia, hasta diciembre de 2015. En la causa, ya está detenido desde hace un mes el abogado y empresario chaqueño, Alejandro Fisher, y varias personas más.