Daniel Ricciardo, quien tuvo problemas en el tercer entrenamiento, salió a la pista con lo justo y acabó llevándose el GP de China. Un día bueno compensa 50 malos, aseguró el australiano.


 

El australiano Daniel Ricciardo se mostró este domingo emocionado y exultante con su victoria en el Gran Premio de China de Fórmula Uno, la sexta de su carrera, tras un complicado fin de semana en el que tuvo problemas con el motor de su Red Bull. "No pensamos que íbamos a salir en la calificación y justo 24 horas más tarde estamos aquí. ¡Este deporte está loco!", dijo en una rueda de prensa el piloto, que tuvo problemas en su monoplaza en los terceros entrenamientos libres del sábado y logró salir a la calificación in extremis. 

TOPSHOT - Red Bulls Australian driver Daniel Ricciardo crosses the checkered flag to win the Formula One Chinese Grand Prix in Shanghai on April 15, 2018. / AFP PHOTO / POOL / -

Este domingo, en una emocionante carrera en la que el coche de seguridad fue decisivo, el australiano hizo una épica remontada y logró vencer, en parte gracias a la decisión de su equipo de hacer dos paradas y poner neumáticos de compuesto blando (más rápidos) en las últimas vueltas. "En primer lugar, gracias a los chicos por lo del sábado. Les di las gracias después de la calificación, pero hoy es la verdadera recompensa por ese trabajo (...) los mecánicos trabajaron duro", dijo.

Formula One F1 - Chinese Grand Prix - Shanghai International Circuit, Shanghai, China - April 15, 2018  Red Bulls Daniel Ricciardo celebrates with a trophy on the podium after winning the race as Mercedes Valtteri Bottas and Ferraris Kimi Raikkonen look on  REUTERS/Aly Song     TPX IMAGES OF THE DAY

El piloto australiano se mostró muy emocionado en un podio que compartió con los finlandeses Valtteri Bottas (Mercedes) y Kimi Raikkonen (Ferrari) y en la rueda de prensa posterior habló sobre lo variable de este deporte.  "A veces me pregunto por qué escogí este deporte porque hay tantas otras cosas fuera de tu control que te deprimen mucho, pero cuando tienes un día como este vale cincuenta de esos malos", apuntó.  La próxima carrera, la cuarta del mundial, tendrá lugar en dos semanas en la ciudad de Bakú, donde se disputará el Gran Premio de Azerbaiyán, donde precisamente el australiano fue vencedor el año pasado.  Después de estas tres carreras, Ricciardo está cuarto en el mundial, con un total de 37 puntos.

Red Bull driver Daniel Ricciardo of Australia jumps off his car after winning the Chinese Formula One Grand Prix at the Shanghai International Circuit in Shanghai, Sunday, April 15, 2018. (AP Photo/Andy Wong)

.